ORACIÓN DEL TRABAJO

 

Dios padre celestial, aprendiste de muy joven un oficio,

ayudaste a tu padre que era carpintero a trabajar la madera,

la transformaba en bellos muebles,

nos enseñaste que el trabajo dignifica al hombre.

 Dios Santo Misericordioso,

agradecido estoy por todo lo bueno que ha sido conmigo,

con mi familia, con mis hijos,

todo lo que tengo se lo debo a usted Señor,

me has proporcionado vivienda, vestido,

salud, alimento, y un trabajo, gracias Padre mío por ser tan bondadoso,

se lo agradeceré por siempre.

Padre Celestial, agradecido estoy porque tengo un trabajo,

de él depende mi familia, llevo la comida y el sustento diario a mi casa,

es poco lo que me pagan, no alcanza, tenemos muchas privacidades,

escúchame padre necesito algo mejor estoy preparado ayúdame.

Siempre que salgo de mi casa para el trabajo

me encomiendo a Dios Padre Celestial a las tres divinas personas

y a todos los Santos para que me acompañen a mis labores diarias

y me protejan de cualquier peligro y/o accidente laboral,

les pido que me den conocimiento, sabiduría, destreza,

para hacer bien mis labores, que me sienta bien en el trabajo,

que tenga sentido de pertenencia, lo que haga sea de buena calidad

para cumplir las expectativas de la empresa.

Padre Celestial, el trabajo dignifica al hombre,

más cuando hace una labor que le guste que se sienta cómodo

con lo que hace y lo que percibe como salario se siente satisfecho,

este no es mi caso, me siento explotado por lo poco que me pagan,

mi trabajo vale más. Señor misericordioso intervenga,

entra en los corazones de los dueños de las empresas

y se den cuenta que deben pagar lo justo,

haga que los dueños reconozcan mi labor y me aumente el salario,

soy bueno y lo bueno se paga.

Padre amoroso, usted que todo lo sabe todo lo ve,

haga que mis compañeros de trabajo se interesen más

en lo que hacen en sus labores diarias, que tengan sentido de pertenencia,

afuera no hay muchas plazas vacantes,

hay que trabajar duro para mantenerse en el trabajo,

que se quiten la pesadez y flojera, que aumenten la producción

para poder tener el bono de eficiencia.

Dios Padre Celestial dame fortaleza,

fuerza y energía para poder cumplir a cabalidad

con mis labores diarias no me desampare ni de noche ni de día,

tu presencia me ayuda que todo salga bien,

los clientes satisfecho y yo también.

Padre celestial, escucha mis plegarias, ruegos y oraciones,

en este momento necesito tu apoyo no me desampare,

requiero tu ayuda, sabes que soy un buen trabajador,

hay una plaza vacante en la empresa como jefe de maquinaria,

yo quiero ese cargo por varias razones: me encuentro capacitado para ejercerlo,

tengo la experiencia necesaria,

cuento con el apoyo de mis compañeros de trabajo,

solo necesito que los jefes lo aprueben.

Te pido Padre mío, haga que mis méritos sean reconocidos,

tengo tiempo en la empresa, necesito esta oportunidad.

Dios todo poderoso agradecido estoy, se dió el milagro,

tengo nuevas funciones, son de mucha responsabilidad,

haré todo lo posible para que todo salga bien,

necesito descansar darle reposo a mi cuerpo

y tranquilidad a mi alma, para pedirte

de todo corazón dame tu bendición, necesito descansar,

rezar y conversar con usted Señor, te alabo Padre mío.

Padre Celestial, bendice mi trabajo seré buen jefe,

ayudare a los aprendices, generoso con los necesitados,

con mis compañeros ayudare en la medida que pueda,

daré ejemplo de responsabilidad, puntualidad, honestidad,

generosidad, gracias Padre mío por lo grande y bondadoso que eres.

Amén.

¿El trabajo dignifica al hombre?

El trabajo es el medio para tener dinero a cambio del esfuerzo físico o mental para transformar la materia prima en un producto terminado, El trabajo nos permite tener relaciones sociales con las personas que hacen la misma actividad a pesar que se haga solo por dinero. Muchos de los trabajos se hacen solo por la necesidad de obtener un beneficio en metálico para poder adquirir los bienes y servicios que necesitamos para poder sobrevivir a pesar que no nos sentimos satisfechos por lo que estamos realizando.

Si hacemos cualquier actividad con amor, con cariño, dándole gracia a nuestro Señor por lo que hacemos o producimos estamos satisfechos, sentimos que somos útiles a los demás y nos reconocen en nuestra labor, vemos que nuestro esfuerzo no es en vano, Dios nos da esa cualidad porque nuestro trabajo es un trabajo creador, inspirado en lo estético, en lo espiritual mas no en lo material.

El hombre debería hacer lo que más le guste, deberíamos tener ese tipo de cultura, dedicarnos a la actividad o a la labor que nos satisfaga, pero vivimos dentro de una sociedad que tiene sus códigos, que es la ganancia, la plusvalía, la explotación del hombre por el hombre, para los dueños de los medios de producción es más importante la ganancia, el dinero que el hombre, que el ser humano.

La realidad es otra, si no trabajamos no tenemos dinero para adquirir nuestros alimentos, es como una ley, hay que trabajar para que no seamos carga de otra persona, el trabajo dignifica, debemos esmerarnos y con la bendición de Dios hacer lo mejor de nosotros para que cada día no nos falte el pan, darle gracias por tener lo mucho o lo poco y nunca conformarnos con lo que tenemos. Debemos tener presente que si nos esmeramos, si nos superamos, podemos tener un mejor nivel de vida, no podemos vivir conforme con lo que Dios nos ha dado, hay que trabajar duro para ahorrar, para aumentar el nivel de ingresos y poder aspirar a tener y llevar una vida con menos penurias que los demás.

El dinero es un medio que sirve para adquirir bienes y servicios, para tenerlo hay que haber trabajado fuerte, debemos ser comedidos y nunca despilfarradores, el dinero no es el todo pero si es un instrumento que te va a ayudar a tener comodidad pero nunca vas a comprar a Dios, te lo puedes ganar por tus actos en esta vida si eres generoso con el prójimo, ayuda a los necesitados, haces labores sociales para los más necesitados, Nuestro Padre Celestial va a ver con buenos ojos personas que son desprendidas con lo material, no todo en la vida es el dinero, hoy más que nunca debemos abrir nuestros corazones para que entre toda la fuerza espiritual y nos fe un cambio total en nuestras vidas, debemos acercarnos más a Dios.

Dios Padre, usted que ve todas las injusticias que se le hacen a los trabajadores, que son explotados, su fuerza de trabajo no vale nada, pero si le produce enormes ganancias a los dueños de las empresas que lo explotan, intervenga Padre mío para que los dueños tomen conciencia y paguen lo justo, el justo precio por la jornada de trabajo.

Todos unidos debemos cambiar las relaciones de producción, no puede ser que sea el capital la variable fundamental, los beneficios, la optimización de la ganancia, solo esta variable es la que se preocupa los dueños de los medios de producción, el hombre, la mano de obra calificada no es importante , mucha de ella ha sido desplazada por robot que hacen el mismo trabajo del hombre en menor tiempo, estamos en tiempos de cambio, no debemos cegarnos a lo material debemos es ir en busca de lo espiritual, de Dios poner en práctica sus enseñanzas para así poder tener un mundo más justo, en donde nos podamos ver como hermanos.

Además de la oración de trabajo, quizá te interese:

Pedir al padre protección y unión de la familia

Aunque como católicos debemos siempre pedir por el prójimo, es verdad que la familia es lo que más nos mueve, por eso cuando hacemos oración por el trabajo, más allá de algo personal, es una petición para poder mantener a nuestra familia. Pedir protección para la familia es algo normal, debemos hacerlo siempre con la fe puesta de que Dios nos escucha y siempre está atento a nuestra plegarias. Él sabe que nuestra mayor preocupación es que se mantengan sanos y unidos, sobretodo unidos en oración y agradecimiento por cada bendición.

Esta unión se debe fortalecerse reuniendo a la familia para orar el santo rosario, esto es una forma de alabanza a Dios y de agradecer no solo a él por todo el camino recorrido y por todas sus bendiciones, sino que también agradecimiento a la virgen por todo su cariño y por poner su mano en nuestra mejilla cuando más desconsolados nos sentimos.

Ya que estamos reunidos debemos aprovechar y tomados de la mano hacer una fuerte oración para cuidar a los hijos, ahí donde se reúnen 3 o 4 dice la palabra de Dios, ahí estará él. Que mejor manera de pedir y de agradecer su amor, que uniendo a la familia. Debemos pedir humildad también, para aceptar aquello que no entendemos, por eso también debemos orar novena a San Benito, jefe de los monjes, que nos ayudará a ver todo con más claridad y a aceptar lo que Dios quiere para nosotros. Debemos mostrar humildad ante lo que Dios nos destina a hacer.

Cuando estamos intranquilos

Muchas veces los problemas se juntan y no nos sentimos tranquilos, pero para todo hay solución, pide con fuerza en la oración para tener trabajo y Dios te dará el mejor trabajo, y si el problema es sobre amor, pide a Dios y él va a contestar tus peticiones. También puedes ver los amarres de amor del siguiente enlace, amarres que van de la mano de la oración y no tienen nada que ver con temas oscuros y que no agraden a Dios: amarres-amor.net.

Si tu preocupación es por temas de salud, ya sea por ti o un ser querido, debes hacer con humildad y entereza la oración por los enfermos, habla con Dios sobre esta preocupación dile lo qué te duele, cuéntalo todo aquello que te debilita. Él será el responsable de tus alivios. Además, para que la espera sea menos angustiosa, debes también orar para tener paz y serenidad, puedes estar seguro que la solución llegará y la espera no será larga. Dios no pone pruebas grandes a quienes no pueden con ellas, solo ten fe.

Quizá te interese:

  • Muchos usan hechizos para atraer el amor, si estos no son oscuros, no interfieren con tu fe en Dios. Pero sabemos que siempre deben ir unidos a la oración bendecida.
  • Siempre que sintamos que nuestra fe se ve debilitada, debemos rezar el credo con fervor, con amor y recordando todas las bendiciones que Dios ha proclamado en nuestro nombre.
  • Para tener tranquilidad y apartar cualquier envidia de nuestras vidas, puede acudir a la santa muerte, pide y ella responderá.
  • Es importante dormir agradecidos por un día más de vida que hemos terminado, agradece al padre haciendo la oración de la noche. Dormirás en paz.

Imágenes de oración de trabajo

oracion-para-el-trabajo orar-para-el-trabajo oracion-trabajo oracion-del-trabajo